Regiones anatómicas

REGIONES ANATÓMICAS

Encontramos en el cuerpo humano diferentes regiones anatómicas a tener en cuenta: Cabeza, tórax, abdomen y columna vertebral. Dichas regiones forman las diferentes cavidades: cavidad craneal, cavidad torácica, cavidad abdominal y cavidad espinal.

Cavidad craneal:

La región craneal está formada por cerebro, diencéfalo y cerebelo. Estas estructuras están recubiertas por las meninges, que forman una capa que amortigua las vibraciones derivadas del cráneo, formado por diferentes huesos (véase huesos de la cabeza). Las meninges son tres capas de tejido conectivo que reciben diferentes nombres. De superficial a profunda se llaman, Duramadre, Aracnoides y Piamadre. Dichas meninges recubren el cerebro y se acercan al Foramen Magno, gran abertura craneal por la que desciende la médula espinal. Las meninges presentan diferentes implicaciones interesantes a conocer en la práctica clínica.

Ejemplos de ellas son: hemorragia subdural (inferior a la duramadre) o hemorragia subaracnoidea (inferior a la aracnoides), que pueden resultar tras un traumatismo craneoencefálico. No es materia de esta entrada conocer diferencias entre ambas, tan sólo es interesante poder reconocer de qué nos habla un informe o un compañero profesional sanitario si hace referencia a estos términos.

Región Craneal

A continuación se presenta un esquema en el que pueden observarse las diferencias entre una hemorragia epidural y una hemorragia subdural.

En la siguiente imagen podemos observar una hemorragia subaracnoidea.

 

En el siguiente vídeo que se presenta, podemos observar un procedimiento quirúrgico que se realiza a una mujer de 83 años tras sufrir un TCE tras haber caído al suelo. Su puntuación en la escala de coma de Glasgow fue de 9 puntos. A nivel clínico puede observarse anisocoria con pupila derecha midriática. En el CT scan, se observa una hemorragia subdural aguda con herniación izquierda. Se observa un importante aumento de la presión intracraneal, como es habitual, por la hemorragia. Durante el procedimiento, con una duración de 3 horas, se drenan 200 cc. El vídeo presenta el procedimiento quirúrgico. Es muy explícito.

En el vídeo que se observa a continuación, observamos un proceso quirúrgico de una paciente pediátrica de 10 años que sufrió un TCE. Su Glasgow era de 12 y presentaba pupilas isocóricas. Se observa en las técnicas de imagen una hemorragia epidural frontal izquierda. Obsérvese que tras la craneotomía se presenta una importante colección de sangre. En este aspecto, en comparación con el anterior, podemos encontrar una importante diferencia entre la hemorragia epidural  (en torno a la duramadre) y la subdural (por debajo de la duramadre)

Más adelante escribiré una nueva entrada en la que partiré de ambos vídeos para explicar el procedimiento y las diferencias entre ambas hemorragias y los procedimientos observados en dichos vídeos.

Cavidad torácica:

La cavidad torácica presenta una gran importancia, pues alberga órganos vitales y grandes vasos. Sus órganos pertenecen al sistema respiratorio: Tráquea, bronquios y pulmones. También encontramos órganos y grandes vasos, pertenecientes al sistema cardiocirculatorio. Aquí encontramos el corazón,  las arterias aorta y pulmonares (que conducen sangre desoxigenada a los pulmones con el fin de oxigenarla), y venas pulmonares (que conducen sangre oxigenada al corazón con el fin de perfundirla por el resto del cuerpo), cava superior e inferior. Estos órganos, están recubiertos por un diferentes huesos. Destacamos entre ellos el Esternón (manubrio del esternón, cuerpo del esternón y apéndice xifoides) Región torácica de la columna vertebral y las costillas, que articulan con vertebras y esternón, formando una caja torácica que alberga las estructuras anatómicas tratadas.

 

 

Cavidad abdominal

En la cavidad abdominal vamos a encontrar un saco que protege y colecciona diferentes órganos. Son los denominados órganos peritoneales: hígado, vesícula biliar, porción del páncreas, estómago y bazo. Posterior al peritoneo vamos a encontrar fundamentalmente los riñones y una gran porción del páncreas. Inferiormente, la región abdominal colinda con la cavidad pélvica, en la que encontraremos órganos de naturaleza genitourinaria: vejiga, uréteres y próstata en los hombres, y en mujeres útero, ovarios y vagina.

Conviene recordar que la región abdominal se divide en 9 cuadrantes, que de superior a inferior y de derecha a izquierda reciben los siguientes nombres:

Hipocondrio derecho, epigastrio, hipocondrío izquierdo, flanco derecho, mesogastrio, flanco izquierdo, fosa ilíaca derecha, hipogastrio, flancio izquierdo.

 

A modo de resumen se presenta el siguiente mapa conceptual de las regiones tratadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *