Dificultades respiratorias asociadas a problemas de difusión y transporte

DIFICULTADES RESPIRATORIAS ASOCIADAS A PROBLEMAS DE DIFUSIÓN Y TRANSPORTE
Juan José Millán
@webjjmiles

Dificultades respiratorias asociadas a problemas de difusión

Los principales gases participantes en la respiración (Co2, O2) requieren de movimientos desde áreas en las que la presión es mayor y desde zonas en las que se puede apreciar una concentración elevada, a zonas con una presión inferior o menor concentración. Dicho movimiento debe realizarse entre los alveolos pulmonares y los capilares pulmonares, pues es el lugar en el que la sangre accede proveniente del ventrículo derecho del corazón mediante la arteria pulmonar, con una elevada carga de CO2 y pobre en O2 para recibir carga de O2 y liberar CO2 al exterior, tal y como se expone al inicio de este epígrafe, por diferencias de presiones y diferencia de concentraciones.

La difusión se sucede a través de la membrana respiratoria, la cual requiere de unas condiciones de idoneidad para poder realizar dicha tarea. Sus condiciones basales, no patológicas, permiten que esta difusión se realice de forma apropiada.

Existen diferentes cuadros patológicos que van a alterar la morfología de la membrana respiratoria tales como el edema pulmonar, frecuentemente ocasionado por Insuficiencia Cardiaca Congestiva. También existen patologías que pueden generar una disminución de la superficie en la que dicha difusión debe realizarse, como por ejemplo el enfisema.

Dificultades respiratorias asociadas a problemas de transporte

¿Es posible que en un paciente con una excelente mecánica respiratoria y con una morfología y superficie perfectamente conservadas se presenten dificultades respiratorias? La respuesta es sí. No debemos olvidar que una vez realizado el intercambio gaseoso, es preciso que el O2 recorra todo el organismo para oxígenar a todas y cada una de las células de nuestro organismo. El oxígeno se transporta por medio de la sangre, exactamente por los glóbulos rojos o eritrocitos, quienes presentan en su interior una proteína que recibe el nombre de Hemoglobina, que hace las veces de mochila en el transporte. Una vez que el O2 se ha encontrado con la Hemoglobina, se forma un compuesto denominado Oxihemoglobina. ¿Qué dificultades pueden encontrarse asociadas al transporte oxígeno? A continuación vamos a observar algunas situaciones que pueden comprometerlo:

  1. Competencia de otros gases: La hemoglobina transporta el O2, pero podemos decir coloquialmente que “se lleva mejor” con otros gases, como por ejemplo el CO (monóxido de carbono), por el que siente una mayor afinidad. Por tanto, si la hemoglobina se encuentra con CO y con O2, siempre se decantará por transportar CO en vez de O2, ya que su afinidad por este es mayor. En casos como incendios, explosiones o exposición a humos, no debemos fiarnos de la pulsioximetría. La pulsioximetría sólo nos indica el nivel de saturación de la hemoglobina, es decir, cómo de cargada se encuentra la hemoglobina, pero desgraciadamente no nos dice cuál es el contenido de su carga. Por este motivo, una saturación de oxígeno del 99% en una víctima a la que atendemos tras salir de su casa que se encontraba ardiendo, puede orientarnos de forma equivocada a pensar que no ha habido inhalación de gases y que su respiración no se encuentra comprometida. Nada más lejos de la realidad. Habrá que realizar una cooximetría al paciente para valorar su nivel de CO. Este matiz en muchas ocasiones marca la diferencia en el pronóstico de supervivencia de estos pacientes. Siempre deberían ser atendidos por un soporte vital avanzado, ya que la inhalación de humos presenta una emergencia: el humo alcanza cotas elevadas de temperatura que pueden provocar una edematización de la vía aérea y hacer que ésta pierda su permeabilidad.
  2. Disminución del gasto cardiaco: Como ha quedado expuesto anteriormente, la sangre se oxigena en los alveolos pulmonares, a través de los capilares alveolares. Una vez oxigenada la sangre, regresa al corazón por las venas pulmonares, entra en la aurícula izquierda y, a través de la válvula mitral, pasa al ventrículo izquierdo desde donde es eyectada al resto del organismo a través de la arteria aorta. Si la cantidad de sangre que el corazón bombea (gasto cardiaco) desciende de sus valores normales (aproximadamente 5 litros por minuto, 7200 en 24 horas) como consecuencia obtendremos una disminución de la cantidad de O2 bombeada, generando la consiguiente situación de dificultad en la oxigenación del organismo.
  3. Problemas asociados al recuento eritrocitario: El eritrocito o glóbulo rojo, como ha quedado anteriormente expuesto, transporta al O2 en su hemoglobina. Es por tanto esencial su existencia para una correcta oxigenación del organismo. Lo normal es que en un varón adulto existan entre 4.7 millones y 6.1 millones de eritrocitos por microlito. En mujeres adultas, la cifra normal es de 4.2 millones a 5.4 millones de eritrocitos por microlitro. Si estos valores descienden, podríamos hablar de un paciente con una disminución de los eritrocitos, por lo tanto, la oxigenación de su organismo será inadecuada.

Es importante hacer una referencia a la anemia. La anemia consiste en una disminución de la masa del eritrocito y de la concentración de la hemoglobina. Los pacientes anémicos pueden presentar menor número de glóbulos rojos que el necesario para sus condiciones de edad, sexo, mediambiente y estado fisiológico, al igual que puede suceder que el tamaño del glóbulo rojo sea inferior al deseado o mayor, lo que también generará dificultades de transporte de O2 como cabe esperar. Existe un tipo de anemia, la llamada anemia hemolítica, en la que se destruyen glóbulos rojos con una celeridad superior a la fisiológica, por lo que también existirán deficiencias en el transporte. Esta alusión a la anemia es importante de cara a la valoración del paciente que refiere como antecedente patológico dicho cuadro y presenta signos y/o síntomas de problemas de oxigenación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *